vendredi, mai 26, 2006

Gadamer, Derrida y la politíca del sentido


El agricultor sensato y el jardinero jugador.
Gadamer, Derrida y la política del sentido.
Horacio Potel
El 25 de abril de 1981 en el Instituto Goethe de París, frente a Jacques Derrida, Gadamer declaraba «Yo echo de menos en los seguidores franceses de Nietzsche un esclarecimiento de lo que significa la dimensión seductora del pensamiento nietzscheano. Sólo así llegan a pensar, creo yo, que la experiencia del ser que Heidegger intentó descubrir detrás de la metafísica es más radical en el extremismo de Nietzsche». Por cierto «el genio del corazón» del que Nietzsche-Dioniso nos prohibió revelar su nombre: «no dice una palabra, no lanza una mirada en las que no haya un propósito y un guiño de seducción». Porque la seducción es ocultación y promesa, la seducción acaba con lo presente, necesita del velo y de la distancia, vive de la ausencia, muere en la presencia; la seducción es promesa, por-venir, tiene una estructura mesiánica: Dioniso o el Crucificado, Dioniso y el Crucificado.
Ver artículo completo:
  • Gadamer, Derrida y la política del sentido
  • 3 commentaires:

    IKI a dit…
    Ce commentaire a été supprimé par l'auteur.
    IKI a dit…

    Hola Horacio Potel, acabo de leer completo tu texto, y me a parecido sencillamente magnifico. Porque si bien es cierto, no existe un pensamiento propiamente nietzschiano o heideggeriano, más allá del propio pensar, como un caer hacia lo alto, un caer y jamás terminar de caer, un tejer un tejido que no es más que un tejer para ser destejido. Sí me atrinchero en la tarea combatir a la metafísica, las formas estables, de construir una ontología estética, aunque sea preciso perder nuestras vidas en ese intento. En esa mismo sentido me parece tremendamente interesante tu trabajo de invitar a pensar, a “destruir la historia de la ontología” … esto me parece invaluable y, extraño en una época en que gobierna la habladuría y el dasein impropio, es bueno saber de alguien que piensa, que descontruye, que investiga. Y que por sobre todo, que entiende la filosofía como libre pensar, entendiendo el libre pensar como la forma más propia del pensar, sin dejarse llevar por las tentaciones de la pesadez metafísicas. En fin… estaré atento a tu trabajo.

    Pedro Jaimes Villarreal a dit…

    En este encuentro es cuando Derrida le contesta a Gadamer que de no haber conocido antes a Freud y a Nietzche, estaría de acuerdo con la ontología presentada por él?